¡Vivan las y los Trabajadores del Mundo!

13131561_10208542874916992_6753952942346330054_o

 

no mas

 

 

 

 

 

Fotos por David Bacon. Copyright David Bacon

Luis Lopez Resendiz∞

En el marco del Día Internacional de las y los Trabajadores, el Periódico Estudiantil, el Coyote recuerda que aún no hay victoria que celebrar, lo que tenemos que hacer es sacar las banderas rojas que representan a las y los obreros, salir a las calles y seguir la lucha por sindicalización y la autonomía de clase trabajadora.

Hoy se celebró el 1ro de mayo, día en el que las trabajadoras y trabajadores de varios países alrededor mundo salen a las calles a seguir luchando por sus derechos laborales y por los beneficios que como obrera/os merecen. Pero no podemos salir a las calles sin recordar la lucha y la sangre que este día de la y el trabajador trae. Es imposible olvidar los momentos más radicales de lucha sindical que vivió uno de los países más opresivos, anti-sindical y capitalista de la historia de las y los trabajadores, sí; los Estados Unidos de América.

El 1ro de mayo tiene una historia llena de rebeldía, de sangre y de muertes puesto que el gobierno de los Estados Unidos y las grandes empresas opresoras de la clase trabajadora lanzó una bomba a las y los trabajadores cuando luchaban por mejores jornadas de trabajo. Hoy recordamos a las y los 300 mil trabajadores (estimado) en la huelga de Haymarket de 1886 en Chicago. Se dice que alrededor de 300 mil obreras y obreros tenían una huelga indefinida que como misión era reducir las horas de labor de 10-12 a 8 horas por día, la Federación Americana de Trabajo (American Federation of Labor) decía que las ocho horas de labor era significativas ya que nos daba ocho horas de trabajo, ocho para dormir y ocho para estar en casa. Días después de que iniciara la huelga, una bomba fue lanzada hacia los y las trabajadoras matando he hiriendo a huelguistas y policías. En 1889 la Internacional Socialista revindicó la jornada de 8 horas para todos y todas las obreras del mundo. Hoy la lucha por mejores jornadas de labor sigue, el movimiento sindical ya no es mismo movimiento radical que nos trajo 8 horas de trabajo, pero son los sindicatos quienes tienen el poder de luchar contra las grandes transnacionales que siguen explotando obreras y obreros a diestra y siniestra.

Como si fuera sacado de un cuento rojo, la historia de los sindicatos, organizadoras y organizadores sindicales en Estado Unidos es una de las más importantes puesto que el gobierno ha hecho lo que sea por apagar el movimiento sindical, pero no ha podido. Aunque ya no es el mismo movimiento que hubo de hace unos 50 años, la historia que tiene es importante recordar para seguir el camino hacia la justicia de las y los trabajadores.

Hoy representantes del Coyote estuvieron presentes en la marcha en las diferentes ciudades donde siguieron su educación en el estado de California. Como escritor de este artículo, hoy en el 1ro de mayo, voy hablar sobre la acción de Oakland, California donde cientas de trabajadoras, trabajadoraos, y trabajadores de diferentes sindicatos y organizaciones de izquierda se reunieron en una plaza que pertenece a una comunidad de color.

La acción del día inicio con un mitin donde representantes de varias comunidades de color hablaron sobre las diferentes luchas que llevan sus pueblos y organizaciones. La mayoría de las personas que hablaron fueron mujeres, esto fue lo más importante del día ya que alrededor del mundo, las mujeres han levantado más que los puños y la voz liderando grandes movimientos sociales. Al escuchar las voces de las mujeres, recordé la historia de la comandanta ramona del EZLN y de la comandanta Aurora quien es una de las fundadoras del Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI), guerrilla que puso a temblar al estado de Guerreo cuando se metieron a la montaña a organizar las comunidades que un día organizo Lucio Cabañas con el partido de los pobres.

Entre las banderas que caminaban por barrios pobres y segregados de Oakland estaban las comunidades de Palestina que han sufrido una ocupación por el estado criminal de Israel y Estados Unidos mediante el apoyo económico y militar que sigue proveyendo hacia Israel. También estaban las comunidades de las Filipinas que igual tienen una historia de lucha contra la intervención militar de los Estados Unidos de América. Las organizaciones socialistas no podían faltar, allí estaban presentes con toda la historia de rebeldía exitosa pues la internacional socialista tuvo gran influencia en el movimiento sindical de los Estados Unidos. Lo que motiva a seguir la lucha siempre son lxs estudiantxs que son quienes tienen la fuerza de poder movilizar grandes masas como lo han hecho en los años de revolución que se vivió durante los 50 hasta los 80. Igual, son lxs niñxs cuyos padre y madre les enseñan desde muy chiquitxs a luchar contra los malos gobiernos.

Oakland, California tiene una historia de rebeldía y opresión que se podía respirar en las calles. En esa ciudad fue donde nacieron las Panteras Negras, partido político que organizo a trabajadores migrantes y defendió a muchas comunidades que sufrían de la brutalidad policiaca y brutalidad del Estado. Oakland es una ciudad donde llegan muchas y muchos migrantes de los pueblos de América Latina donde las políticas sangrientas de los Estados Unidos obligan a la gente a migrar a este país donde son explotadxs laboralmente.

Hoy, después de 130 años cuando las y los trabajadores de Chicago salieron a las calles a demandar las 8 horas por jornada, la lucha sigue. El aumento salarial es una nueva etapa en la lucha de los sindicatos por volver alcanzar esa fuerza que tuvieron cuando lograron tener un gran porcentaje de trabajadoras y trabajadores sindicalizados. Hoy estamos por debajo del 10 por ciento de la clase trabajadora sindicalizada, eso nos dice que muchos sindicatos de han vendido a los partidos políticos y que ya no son los y las trabajadoras quienes están al mando de los sindicatos. Aun así, la lucha de muchas y muchos trabajadores por tomar las posiciones de liderazgo dentro de los sindicatos es un modelo de justicia social que está empezando a crecer. Tenemos el ejemplo de las y los jornaleros del Estado de Washington que con un sindicato independiente con principios de los pueblos del México profundo intentan crecer el movimiento sindical justo y democrático para el beneficio de quienes conforman la unión. Este modelo ha buscado la solidaridad internacional de los pueblos en lucha tal como las y los trabajadores del valle de San Quintín, Baja California. Ahora con un boicot a Driscolls, la empresa más grande fresas en el mundo, los sindicatos en México y Estado Unidos intentan traer justicia a las y los trabadores más oprimidos en ambos países.

Invitamos a todas, todaos, y todos a que impulsen la sindicalización de la clase trabajadora, ya que es importante seguir luchando por nuestros derechos laborales. Los sindicatos con un liderazgo obrero tienen el poder de cambiar grandes cosas en los caminos de los movimientos sociales. Seria grandioso ver un paro general en los Estados Unidos durante las elecciones para que así la persona que entre en la presidencia de Estado Unidos sepa que los pueblos de todo el mundo están unidos y listos para luchar contra todo el terrorismo de Estado y el racismo institucional que tiene este país. Mientras tanto, hay que seguir educando, alborotando y movilizando las masas de gente por un cambio social en los barrios pobres de la gente de color en Estados Unidos.

 

13131313_10208542873196949_979679050444501767_o

13123190_10208542864196724_1816848720117026053_o

 

 

13112898_10208542878517082_2204391529626769133_o

13116503_10208542869396854_9054173436517092562_o